miércoles, 22 de junio de 2011

PSICOLOGIA LABORAL- LA PRODUCTIVIDAD

El desarrollo de este tema, deseamos enfocarlo con un prisma lo más amplio posible, donde incluya todo lo que a nuestro juicio puede este término abarcar, o sea, el hombre como factor esencial, la empresa como organización primaria y la nación como unidad monolítica encargada de satisfacer las necesidades de los ciudadanos

Por lo planteado anteriormente dividiremos el tema en tres partes: ¨ Productividad por el personal ¨ Productividad del trabajo en la empresa ¨ Productividad al nivel de nación.
Trataremos también de unir los conceptos, la metodología y los cálculos tradicionales, que aun mantienen vigencia práctica, con los aspectos más novedosos planteados recientemente por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), así como por las Organizaciones (empresas, instituciones, etc.) que aplican la Excelencia como premisa esencial para garantizar la satisfacción de las necesidades materiales y espirituales de sus empleados, de sus clientes y de la población en general.
No es usual el tratamiento de la productividad de esta manera, pero consideramos importante mantener una coherencia entre personas, empresas y nación no despersonalizando las dos últimas ya que éstas están compuestas por personas que son las que realmente las mantienen, las desarrollan y a la vez deben recibir sus frutos para satisfacer sus necesidades materiales y espirituales como planteamos en párrafo precedente.
 Productividad por el Personal
“Las empresas excelentes tienen una filosofía muy arraigada que dice: respetemos al individuo; convirtamos a las personas en ganadoras; permitamos que descuellen; tratemos a las personas como adultos”. Tom Peters.
Este aspecto, sui-generis, a pesar que no podemos medirlo directamente en cifras, ni controlarlo estadísticamente, tiene una vital importancia en el desarrollo y obtención de buenos resultados en la productividad empresarial y al nivel de toda la nación.
Cuando expresamos “productividad por el personal” no nos referimos sólo al tratamiento, características, enfoque u otro aspecto concerniente a ejecutivos, profesionales y dirigentes, sino a todos los empleados de una organización, porque es el conjunto de éstos y su trabajo cohesionado y entusiasta el que puede llevar adelante la obtención de buenos resultados y no un grupo de cualquier categoría por importante que ésta sea o por inteligentes y capaces que nos parezcan sus miembros. 
Con el párrafo anterior no estamos restando importancia al trabajo de determinados grupos o profesiones, por el contrario lo que hacemos es resaltar el mismo, pero formando parte de un conjunto que es el ciento por ciento de los empleados.
Lógicamente cada persona, y cada grupo tendrán sus objetivos a cumplimentar y sus funciones a realizar todo ello en correspondencia con los objetivos estratégicos de la organización.
No es un secreto hoy día que de los recursos con que cuenta una organización el más importante es el humano o sea las personas y como tal debe ser tratado, tanto por su condición natural como por la influencia que tienen en los resultados de cualquier actividad, luego categóricamente podemos afirmar que “las personas son el activo más importante con que cuenta cualquier organización”.
Principales aspectos a tener en cuenta
 ¨ Ante todo es necesario tener confianza en las personas y en lo que éstas pueden alcanzar, prevaleciendo el criterio que las mismas desean actuar de buena fe y no con el ánimo de entorpecer el trabajo, quien no asuma esta posición hacia los demás, pensamos no podrá tener confianza en sí mismo.
  ¨ Eliminación de la burocracia,  establecimiento de objetivos claros, precisos, estables y que se conjuguen con los de las personas. Reforcemos la idea que al igual que la entidad tiene expectativas e intereses relacionados con los empleados, éstos los poseen también con respecto a la entidad. 
 ¨ Elaborar programas dirigidos hacia la atención a los trabajadores, los que deben actualizarse y perfeccionarse sistemáticamente, incluidos en éstos, incentivos materiales, pero morales también (sobre todo el reconocimiento al trabajo y al desempeño personal). 
 ¨ Incluiremos, en igualdad de condiciones, en el tratamiento de la productividad por el personal, a los clientes por considerarlos también muy importantes para una empresa,
por lo que en sentido general, debemos adecuar y aplicar lo expuesto en este material a quien es considerado por muchos como nuestro jefe, por ser la razón esencial de la existencia de cualquier empresa.
Al respecto John McConnell expresó “Cuida a los clientes y a los miembros de la empresa, y el mercado te cuidará a ti”. 
 ¨ Cuando hablamos de atención a los empleados y a los clientes debemos hacerlo sin formalidades, con una atención real, con hechos bien definidos y con una gran preocupación y ocupación por sus necesidades, con toda la equidad posible y sin el más mínimo asomo de privilegios individuales.
  ¨ Respetar a todos en el más amplio sentido, escucharlos solicitándoles su opinión y por supuesto tenerla en cuenta actuando consecuentemente.
Recordemos que no siempre son los ejecutivos principales los que aportan ideas brillantes.
 ¨ Tratar que la cortesía sincera, se aplique igual para todos y de todos hacia los demás.  
¨ Estimular los éxitos y celebrarlos con la participación de todos sin excluir a alguien, admitir los errores en el desarrollo del trabajo siendo consecuentes con éstos, entiéndase errores de trabajo, no indisciplinas, ni negligencias. 
 ¨ Dirigir, hoy día no es mandar, ni tomar medidas con los empleados, es darle confianza, motivarlos, insuflar entusiasmo, elevar el orgullo de pertenecer a la organización, de formar parte de un equipo.
Podremos, quizás, obligar a asistir al trabajo y a permanecer un número determinado de horas, pero indudablemente no podremos forzar a realizar un trabajo consciente de calidad superior. 
 ¨ Los principales funcionarios de la Organización deben “tener tiempo siempre” para atender a los trabajadores y brindarles la adecuada información en dependencia de sus requerimientos. Valorar los problemas con todos, “evitar secretos”, la falta de información desestímula.  
¨ Se han enumerado un grupo de aspectos que por supuesto no son los únicos pero que permiten apoyarnos en éstos como guía para enriquecerlos con otros.
  Expondremos a continuación por ser de interés la Filosofía de Jimmy Treybig Ex - Directivo de la Hewlett Packard. 
 ¨ Todas las personas son buenas. ¨ Empleados, obreros, ejecutivos y miembros de la dirección forman un sólo ser. ¨ Cada persona de la empresa debe conocer la esencia de sus actividades.
 ¨ Cada empleado debe sacar provecho del éxito de la empresa. ¨ La función del dirigente consiste en crear un ambiente favorable a la aplicación de los cuatro primeros puntos.
Con idéntico enfoque Herman Miller y Max Depree expusieron lo que llamaron “Declaración de Derechos” planteando que las personas tienen los derechos siguientes:
¨ A ser indispensable ¨ A comprender ¨ A implicarse en una actividad
¨ A que existan obligaciones recíprocas entre el personal y la empresa ¨ A regir el propio destino
¨ A ser alguien en quien se pueda confiar
¨ A pedir ayuda a los demás   Se han expuesto algunos aspectos que hoy día se consideran de suma importancia en el desarrollo del trabajo de cualquier entidad de producción, servicios u otra actividad; teniendo en cuenta al hombre como elemento central y en éste, reconocer que en una empresa u organización cualquiera, los empleados más importantes son los que producen o prestan el servicio directamente, no obstante, esto no justifica privilegios inadecuados.
Productividad del Trabajo en la empresa   Iniciaremos nuestro estudio teniendo en cuenta tres aspectos que aunque guardan estrecha relación, conceptualmente son distintos: ·
Producción · Productividad del trabajo · Intensidad del trabajo   Producción, es el resultado del proceso, o sea la cantidad de productos que se han producido, en una unidad de tiempo dada, con un nivel de productividad determinado, depende además del número de trabajadores utilizados, de la intensidad de trabajo, de la duración de la jornada.
En la producción existen diferentes elementos denominados “Factores de Producción” que son los que intervienen en el proceso productivo como variable o con posibilidades de ello, y cuando esto ocurre se altera la cantidad o calidad del resultado obtenido.
Con la cantidad de un producto terminado y la cantidad de un Factor “N” empleado, podemos describir la “Función de Producción” con relación a ese factor.
Estos aspectos descritos se pueden aplicar a cualquier rama de la producción material. Productividad del trabajo, es la efectividad de la actividad racional del individuo, en la esfera de la producción material.
La productividad se mide por la cantidad de productos elaborados por unidad de tiempo de trabajo, de acuerdo con los niveles medios de habilidad e intensidad del trabajo.
P. Drucker, en Management: Tasks, Responsabilities, Practices. Plantea tres desafíos en los cuales debe centrarse la administración de la empresa, dos de ellos se relacionan con la productividad
" El primero es el desafió de incrementar la productividad de la manera mas exigente" y " El tercer desafió de la administración es medir y aumentar la productividad del trabajo del conocimiento".
Intensidad del trabajo, es el grado en que se consumen las energías físicas y mentales en el proceso de trabajo, o sea el grado de tensión, el ritmo en el proceso de producción.
Debe trabajarse con una intensidad media que es aquella con la cual es posible alcanzar la productividad más alta, sin que por ello sufra la salud del trabajador y se logre la utilización más completa y racional de su capacidad física y mental.
Algunas consideraciones sobre estos aspectos.
Ø El aumento de la productividad del trabajo significa ahorro de gasto de trabajo por unidad de producción, mientras que el aumento de la intensidad del trabajo, no tiene este ahorro.
Ø La productividad del trabajo sólo es aplicable a la producción de bienes materiales.
Ø La intensidad del trabajo hasta un determinado nivel medio constituye un factor de crecimiento de la productividad del trabajo.
Ø Uno de los factores más importantes y decisivos en el desarrollo de una empresa es el aumento de la productividad.
Ø La productividad del trabajo no debe permanecer estática sino su tendencia debe ser siempre a aumentar.
Aspectos que influyen en el aumento de la productividad Verdaderamente existe un grupo de aspectos que contribuyen al aumento de la productividad, no obstante éstos no actúan en la misma proporción en todos los casos y su efecto tampoco es el mismo, e incluso algunos de ellos se escapan del alcance de nuestra voluntad.   Según P. Drucker, en The New Society,
 "El mayor incentivo para la productividad y la eficiencia son los estímulos sociales y morales más que el financiero".
Estos aspectos los distintos autores tienden a agruparlos para su estudio, no coincidiendo los mismos en la forma de agrupación. En nuestro caso lo haremos en dos grandes grupos que son:
 1. Técnico - Materiales
 2. Económico – Sociales   Técnico - Materiales Aquí agrupamos todos aquellos que dependen del desarrollo de los medios de producción y su utilización, tales como: · El progreso técnico · La capacidad de producción ·
La utilización de la capacidad de producción · La distribución de la fuerza de trabajo
 Las características y la utilización de las materias primas y materiales · El incremento de la calidad ·
La realización de adecuados mantenimientos y reparaciones   Económico –Sociales Son los relacionados con los cambios en la composición y empleo de la fuerza de trabajo así como en la calificación de ésta y en las relaciones de trabajo. Entre estos se encuentran: ·
Elevación del nivel cultural, técnico, científico y profesional de los trabajadores.
 · Elevación de las condiciones de trabajo y del bienestar general de los trabajadores.
 · Perfeccionamiento de los métodos y de la organización del trabajo así como de la organización de la producción.
· Elevación del nivel de vida.
· Que las decisiones sobre la productividad del trabajo se realicen con un acuerdo entre la entidad y los trabajadores y no como una imposición de la primera.
Otro aspecto que tiene influencia en el incremento de la productividad son las condiciones naturales, aunque con el desarrollo de la ciencia y la técnica, ésta cada día es menor en sentido general, pero mantiene aun gran influencia en la minería y en la agricultura.
Métodos para medir la productividad del trabajo en la empresa   La productividad en sentido amplio podemos medirla como la cantidad de unidades de un producto dividido por la cantidad de un factor (o varios factores) de producción.
En nuestro caso para medir la productividad utilizaremos con frecuencia el factor tiempo y el de cantidad de trabajadores.
Abordaremos dos vías para medir la productividad del trabajo, una tradicional con sus aciertos y limitaciones y la otra el novedoso método mostrado por el Instituto de Estudios e Investigaciones del Trabajo de la OIT denominado Sistema de Medición y Seguimiento de la Productividad (SIMAPRO). 
Métodos tradicionales: Método Natural Método Valoral   Método Natural. Mediante este método la producción se mide en unidades físicas.
Es muy sencillo de aplicar pero tiene las desventajas que sólo se puede aplicar en producciones homogéneas y no permite además tener en cuenta la producción en proceso.
Ejemplo: En una fábrica se producen 3000 motores (iguales). El número de trabajadores de ésta es de 100 y los mismos trabajaron 1500 horas en el mes.
Calcule la productividad del trabajo por trabajador y por hora. La fórmula general es: p PT= --------- t Sustituyendo 3000                    PT=---------= 30 motores / trabajador 100   3000 PT=---------- = 2 motores / hora                                  1500   Este método como planteamos anteriormente sólo es aplicable para producciones homogéneas, para aliviar esta situación se emplea una variante, el método natural condicionado, que consiste en llevar la producción a unidades homogéneas.
Es aplicable solamente para producciones terminadas.   Ejemplo:
La fábrica de motores estudiada anteriormente ya no produce motores iguales sino de distinta potencia, produciendo ahora 600 motores de 5 CV y 40 motores de 30 CV con los mismos trabajadores y en 1400 horas en un mes.
Hallemos la productividad.   Debemos encontrar una unidad de medida común que en este caso debe ser la potencia en CV., luego: 600 motores x 5 CV. = 3000 CV. 40 motores    x 30 CV. = 1200 CV. Sumando tenemos 4200 CV.   Hallemos ahora la productividad. 4200 PT =---------= 42 CV. / trabajador 100     4200 PT =----------- = 3 CV. / hora 1400     Método Valoral.
Este método consiste en darle el valor monetario correspondiente a la producción, con independencia del tipo que se tome (bruta, mercantil, neta).
Su aplicación puede ser para cualquier tipo de producción y tanto para la producción terminada como para la que está en proceso.
Tiene la desventaja que aparecen tergiversaciones en el índice de productividad como consecuencia de los efectos de varios aspectos como son: Cambio del surtido o la estructura de la producción.
Variación de los precios de la materia prima u otros materiales utilizados en la producción.
Cambio de las cantidades de materias primas o materiales utilizados en la producción.
Variación de los precios de los productos terminados. Método de la OIT (Sistema de medición y seguimiento de la productividad – SIMAPRO)
Este método plantea que el estudio y medición de la productividad no se debe reducir a una simple relación o fórmula matemática,
 excluyendo indicadores como calidad del producto, entrega oportuna, calidad del proceso de producción y otros de gran importancia.
El planteamiento de las relaciones:   Volumen de producción Productividad = --------------------------------- Tiempo                 Volumen de producción Productividad = -------------------------------- Trabajadores   Nos llevaría a pensar de manera simplista que disminuyendo el tiempo de trabajo o los trabajadores aumentamos la productividad, lo cual matemáticamente es cierto, pero no debemos reducir el problema solamente a este detalle, ya que esto no tendría el criterio de los trabajadores o sea sería una decisión unipartita que correría por la dirección de la empresa.
Con el criterio expuesto anteriormente no tendríamos tampoco en cuenta el desarrollo del proceso sino solamente la cuantificación final.
El rasgo esencial de este método es la toma en consideración de manera decisiva del desarrollo de la actividad así como de los criterios de los trabajadores.
El concepto de productividad debe traer intrínseco el seguimiento y medición de ésta, por lo que es preciso mejorar el proceso integralmente o sea el diseño y la ejecución de éste.
Para mejorar el diseño debemos tener en cuenta los métodos y la organización del trabajo y la organización de la producción; en cuanto a la ejecución es de suma importancia el desempeño del trabajador.
La adecuación de estos aspectos unidos a una cultura organizacional, una correcta comunicación hacia, desde y entre los trabajadores constituyen aspectos importantes en la elevación de la motivación, elemento esencial para garantizar la productividad deseada.
Aunque no hemos hecho alusión a ellos, existen otros aspectos a tener en cuenta  como son el nivel de conocimientos, habilidades y experiencia del trabajador; así como los equipos, herramientas y tecnología, pero la esencia de todo es el hombre ya que si su disposición no es realizar adecuadamente la tarea no basta con la tenencia de los aspectos planteados, pero reiteramos que no debemos restarle importancia a ningún aspecto. La productividad no es un elemento estático sino dinámico, ni tampoco es en sí un fin sino un medio, una herramienta de diagnóstico para continuar mejorando integralmente.
Luego, para poder seguir el problema y tomar las acciones correctivas el método debe permitirnos realizar una medición para evaluar el proceso integralmente y en todas las áreas.
Precisamente la metodología elaborada y planteada por la OIT a través de SIMAPRO nos permite garantizar estos requerimientos.
 Metodología “Sistema de Medición y Seguimiento de la Productividad” (SIMAPRO). 
Esta metodología nos brinda la ejecución de varias fases, a través de las cuales podemos elaborar los indicadores de medición y seguimiento, que son las siguientes: 
1. Definición de los objetivos de la empresa.
2. Definición de los objetivos para cada una de las áreas de la empresa.
3. Identificación de las actividades críticas.
4. Identificación de las áreas de mejora.
5. Identificación de indicadores de medición.
6. Identificación de valores máximos y mínimos de cada indicador.
7. Identificación de puntos positivos y negativos de efectividad.
8. Identificación del valor medio de los indicadores y del punto cero de efectividad.
9. Identificación de valores intermedios del indicador y de puntos de efectividad intermedios.
10. Construcción de gráficos.
 Considero muy ilustrativo un ejemplo relacionado con el tema y la industria azucarera que aparece en el texto “Seminario sobre Medición de la Productividad y la Eficiencia” (R.Wilde, septiembre de 1997) el cual exponemos a continuación de manera sintetizada. 
 1. Definición de los objetivos de la empresa. En esta fase debe definirse el objetivo de la empresa, con la participación de todos aquellos que se entienda puedan aportar y esclarecer éste.
Con los criterios de los participantes se formará el o los objetivos que se entienda, tratando siempre de sintetizar las propuestas en uno solo, siempre que sea posible. 
2. Definición de los objetivos para cada una de las áreas de la empresa.
De la misma forma que se definió el objetivo de la empresa se debe definir el de cada área o departamento teniendo en cuenta que el mismo este en función de garantizar el objetivo general de la empresa.   3. Identificación de las actividades críticas.
A partir de los objetivos de cada área se identificarán las actividades críticas que impiden u obstaculizan llegar a los objetivos de éstas.
En este aspecto no sólo deben enumerarse estas actividades críticas de forma aislada, sino también, que se debe mejorar para alcanzar los objetivos en sentido general. Se mantiene como elemento esencial la participación de los trabajadores. 
4. Identificación de las áreas de mejora.
En esta fase se identificarán las mejores propuestas para solucionar las acciones u obstáculos que impiden llegar al objetivo del área. Tener en cuenta definir que hacer para solucionar o mejorar cada actividad crítica. 
5. Identificación de indicadores de medición. A partir de las propuestas de solución se identificarán los indicadores para medir si se avanza en la erradicación de los aspectos críticos del proceso.
Deben señalarse solamente las tres o cuatro (como máximo) actividades críticas, de mayor a menor, por orden de importancia sobre todo en aquellas que tienen que ver con la actitud de los trabajadores y mandos de la empresa.
Importante en el aspecto anterior es la solicitud de cómo medir con los indicadores cada una de las propuestas señaladas.   6. Identificación de valores máximo y mínimo de cada indicador.
Para llegar a los valores máximo y mínimo de cada indicador es necesario realizar las preguntas siguientes: ¿Qué es lo mejor que podía pasar en una jornada de trabajo? ¿Qué es lo peor que podía pasar en una jornada de trabajo? 
7. Identificación de puntos positivos y negativos de efectividad.
En esta fase se identificarán los puntos positivos y negativos que correspondan a los valores máximos y mínimos del indicador. Pasos a seguir en este punto:
· Explicar a los participantes que es efectividad.
· Preguntar, si se alcanza el valor máximo del indicador que puntaje de efectividad se daría a este valor en una escala de –100 puntos a 100 puntos de efectividad.
· Igualmente preguntaría si se tiene un valor mínimo del indicador que puntaje se daría igualmente con la escala anterior.
· Se registran todos los valores teniéndose en cuenta que cuando se logra el valor máximo los puntos de efectividad serán positivos o sea se ganan puntos de efectividad y cuando sucede lo contrario se pierden. 
8. Identificación del valor medio de los indicadores y del punto cero de efectividad.
En esta fase se identificarán el valor medio de los indicadores y el punto cero de efectividad.
Pasos a seguir:
Encontrar un punto medio entre los valores máximo y mínimo del indicador que no necesariamente tiene que ser hallado por la semisuma sino se puede definir a partir de analizar que valor no es bueno pero tampoco es malo o sea un valor que es factible mejorar pero que no ponga en riesgo el proceso de producción, explicarse y definirse que es necesario llegar a un valor único escogiendo el valor más aconsejable de acuerdo al criterio de todos y ese valor será el punto cero.
9. Identificación de valores intermedios del indicador y de puntos de efectividad intermedios.
10. Construcción de gráficos.
Estas dos últimas fases pueden realizarse paralelamente y en la cual se identificarán los valores medios del indicador.
Productividad al nivel de nación   Generalidades   El escalón final de la pirámide productiva lo constituye la nación donde debe acumularse toda la riqueza, por tal razón al hablar de productividad al nivel de nación debemos hacer un paréntesis y entrar a razonar el crecimiento económico del país, así como los rasgos y características esenciales de éste.   Según Muñoz Cidad, Cándido en "Estructura Económica Internacional “ El crecimiento económico de un país a largo plazo tiene lugar cuando los agentes económicos encuentran incentivos adecuados para dedicar esfuerzos a explotar sus potencialidades productivas, que vienen determinadas por las propias dotaciones y por el marco internacional favorable”. 
Aspectos esenciales a tener en cuenta.
Debemos enfocar que sin crecimiento económico no hay desarrollo.
Según el autor citado "El crecimiento económico se puede medir por el PIB por habitante y que es función de la asignación eficiente de trabajo, capital y recursos naturales, así como de un factor que denomina tecnología o factor residual que recoge la parte del crecimiento económico no explicada por los factores anteriores" 
Siendo consecuentes con lo planteado al inicio de este trabajo, debemos razonar que el hombre como elemento esencial desde los niveles productivos inferiores hasta los más elevados al nivel de nación es quien crea los valores a través de la producción o los servicios y a su vez debe ser quien reciba los frutos o resultados de éstos, sin el cumplimiento de lo planteado, a nuestro juicio no podemos hablar de crecimiento económico.   Veamos dos aspectos esenciales:
 · La población en todos los países, en sentido general, crece.
· Las necesidades de las personas son crecientes en el tiempo.
Teniendo en cuenta lo anterior, la producción o los servicios deben crecer a un ritmo mayor cada día, que garantice un crecimiento sostenido, el cual debe basarse en el crecimiento de la productividad. 
Para garantizar este aspecto es necesario que se defina y se aplique una estrategia. Como estudiamos, la productividad en su sentido más amplio es la razón entre la producción (resultado, output) y los factores utilizados (insumos, inputs).
Entre las estrategias podemos utilizar las siguientes:
1. Aumentar la producción y disminuir los factores.
2. Aumentar la producción y mantener los factores.
3. Aumentar la producción más rápido que los factores.
4. Con igual producción y disminuyendo los factores.
5. Disminuir la producción a menor velocidad que los factores.   Consideramos las principales a las tres primeras por tener un carácter proactivo, valorando el número 3 como la fundamental y de mayor utilización.
Para el estudio de la productividad suele utilizarse la variación de un sólo factor manteniendo los demás como constantes, en este caso el factor es el trabajo y en su forma más empleada "el número de trabajadores" o "las horas de trabajo". 
En ambos casos estos indicadores tienen sus características y sus dificultades, salvadas en parte por la utilización de algunas adecuaciones en las mismas.
Se pueden citar varios aspectos que inducen a utilizar este factor, el trabajo, para la medición de la productividad entre los que se destacan:
· Es el factor más importante ya que es el que aporta mayor valor añadido al producto. · Los cálculos inducen menor error que con la utilización de otros factores. ·
El centro de la actividad productiva lo constituye el hombre. Medición de la productividad   La productividad en una nación debe medirse y compararse por períodos de acuerdo a lo que se establezca, tomando un período base ya que deben seguirse bien de cerca los incrementos de la etapa analizada. 
[(Pa / Ta) / (Pb / Tb)] 100   Donde: P producción T trabajo a período actual b período base   Puede utilizarse cualquier período manteniendo la relación adecuada, lo más importante es darle el seguimiento necesario a estas mediciones y así garantizar la toma de la decisión que corresponda.
RESUMEN Ante todo sabemos que el tema no esta agotado con lo expuesto en este material ya que aun hay mucho que aportar y profundizar en este aspecto de la productividad por lo importante y decisivo en el desarrollo de cualquier organización o país.
En este breve resumen enfatizaremos en algunos aspectos que a juicio del autor, y de otros también, son esenciales para el conocimiento, aplicación y desarrollo de la temática abordada.  
· La productividad no debe ser un fin sino un medio para garantizar una mejora continua. · La participación de todos los integrantes de la organización es esencial en todo el tratamiento relacionado con la productividad. ·
No debe verse la productividad como un elemento aislado sino como parte de un sistema coherente formado también por elementos como calidad, costos atención a los trabajadores, orientación al cliente y otros. ·
El incremento de la productividad y la forma en que esta se llevará a cabo debe ser un acuerdo entre la organización y los trabajadores y no una decisión de la organización. · El proceso relacionado con la productividad debe dar cumplimiento adecuado a un ciclo que garantice las acciones de medición, comparación, planificación e incremento de ésta.
· Definir una estrategia adecuada teniendo en cuenta las características de la organización o país así como las fortalezas y debilidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada